lunes, 21 de agosto de 2017

LOS INTERESES DEL CONARE SENDERO LUMINOSO SON LOS MISMOS QUE ALIMENTO SU LLAMADA GUERRA POPULAR

Los objetivos de Sendero Luminoso. Movadef-Conare-Proseguir, son los mismos, los que alimentó durante su llamada “guerra popular” que no fue tal. Lo que cambia son sus maniobras tácticas, sus métodos cada vez más encubiertos, su capacidad camaleónica y de infiltración.

Hoy sus ataques los enfila contra Patria Roja y, en especial, contra  el SUTEP presentándose como sutepistas de base, que no lo son. Desde siempre se han propuesto construir su propio sindicato, y ganar adeptos erosionando y desacreditando al SUTEP y sus organismos de base.

El mayor obstáculo que encuentran es Patria Roja, no solamente hoy, sino desde que se lanzaron a la aventura militar. Decenas de militantes del Partido Comunista del Perú – Patria Roja fueron asesinados en diversas regiones del país. Las amenazas y otros medios de terror e intimidación han sido una constante hasta hoy. Es su método fundamental de trabajo, pues de ese modo piensan someter a sus adversarios, ganarles la moral, paralizarlos.

El debate ideológico, programático, político o teórico le es ajeno. Careciendo de ideas, pues el pensamiento Gonzalo que los nutre no es más que un galimatías de incoherencias, hacen de la fuerza bruta, de la mentira y del miedo su única arma de combate.

La singularidad del momento, de un magisterio agredido por los gobiernos  de turno, con condiciones  económicas y profesionales inaceptables, es el caldo de cultivo con que se han topado, no porque les interese el maestro y sus reivindicaciones, sino porque les sirve de carne de cañón para sus objetivos políticos.

Necesitan abrirse un espacio político en el país, y ésta es la circunstancia favorable que creen haberse encontrado en el camino.

La exigencia de su dirigente Castillo de reducir su propuesta a sólo conseguir reconocimiento, los desnuda de cuerpo entero.

Los maestros en huelga del Cusco, luego de una innecesaria huelga prolongada, tuvieron que verse obligados a suspender su huelga sin agregar nada al acuerdo que había logrado, con el Paro Nacional del 13 de julio, el CEN del SUTEP, mejorado con el acuerdo del gobierno central con los gobiernos regionales de adelantar para diciembre de este año el incremento del piso salarial a 2000 soles, que fue el segundo aumento en este año.

Tanto ruido para terminar en lo mismo. Después de asumir esa decisión ¿se puede hablar de “traición del CEN del SUTEP?.

¿Qué de nuevo puede ofrecer la pretendida comisión encabezada por Castillo, de conocida filiación senderista en su versión Proseguir la guerra popular?

Una cosa son los maestros en lucha, aun cuando fueran arrastrados equivocadamente. Otra distinta, la cúpula de senderistas-Movadef-Conare-Proseguir, los verdaderos traidores de las expectativas de los maestros y pueblos del Perú.

Apena que cuenten con aliados en el Congreso, en los gobiernos regionales o locales, en las UGEl, quienes terminan siendo cómplices del terrorismo y el camino de sangre que regaron a lo largo del Perú a lo largo de los años 80 del siglo pasado. La verdad se impondrá al fin y la mentira mostrará su cola siniestra.

Quienes confían en el senderismo o se acuestan con él no podrán librarse de la gangrena política y moral que representan.

SANTA ALIANZA APRA -FUJIMORISMO Y EL CONARE MOVADEF SENDERO LUMINOSO


viernes, 18 de agosto de 2017

CONFIRMADO EL TRAIDOR PEDRO CASTILLO FIRMO POR EL MOVADEF

OSWALDO ESQUIVEL CAYCHO LAZARILLO DEL CONARE MOVADEF








PARALELIZARON AL SUTE XVI SECTOR DE LA UNIDAD SINDICAL

HUELGA MAGISTERIAL ALGUNAS INTERROGANTES


OPINIÓN: César Barrera Bazán
HUELGA MAGISTERIAL
ALGUNAS INTERROGANTES
Es cierto, son las frustraciones, descontento y maltrato embalsados en el magisterio los que hoy, desbordados, son manejados por diferentes convocatorias de huelgas, con liderazgos que se disputan la paternidad de la lucha; todos, sin embargo, no muestran abiertamente la integridad de sus plataformas, menos sus reales y verdaderos objetivos y estrategias de “acumulación y posicionamiento político” en el magisterio; unos para coronar sus sueños de “SUTEP propio” y, los más avezados, para formar su propia Federación de maestros como palanca que ayude a obligar al Estado a “negociar los problemas derivados de la guerra”, incluida la libertad de sus líderes.
Es cierto también que este desborde tumultuoso poco entiende de institucionalidad y formalidades, por ello lo que menos quieren quienes la empujaron, es esclarecimiento, consulta democrática y conocer algo de historia del sindicato. Se moverán siempre en la penumbra de la desinformación y la intolerancia, el insulto y la agresión en lugar de argumentos, lo cual se ve facilitado por quienes oportunistamente se suben al tumulto, con la esperanza de “ganarse alguito” en las próximas elecciones.
Tiempo habrá para efectuar un obligado enjuiciamiento autocrítico y crítico, necesario, responsable y severo de lo que políticamente corresponde efectuar para corregir lo que haya que corregir y afirmar lo que merezca hacer. Ahora me permito plantear algunas interrogantes a propósito de los acontecimientos públicos del día de ayer.
PRIMERO.- La información oficial del Ministerio de Educación y la Ministra en el Congreso de la República, que había tenido VARIAS reuniones con una delegación de 13 dirigentes de la huelga encabezada por Pedro Castillo Terrones. La última fue por 3 horas, y que en esta reunión final, otra vez solo exigían que el MED los reconozca o registre como un nuevo Sindicato Nacional y que siempre se NEGARON a tratar los problemas reivindicativos de los maestros. Al no aceptar su propuesta, se retiraron.
PREGUNTAS:
a) ¿Conocían los maestros de estas reuniones con la Ministra?
b) ¿Por qué ese doble lenguaje “radical” exigiendo diálogo para afuera y las tribunas y, otro, dialogando con la Ministra “por lo bajo” y a espaldas de los maestros y la opinión pública?
c) Aun, en este trato a escondidas, ¿por qué se negaron a tratar las reivindicaciones de los sufridos maestros en huelga?
d) ¿Por qué, olvidándose de los maestros, le reclamaban al MED y a su Ministra que les reconociera su sindicato nacional, si todos sabemos que quien registra los sindicatos públicos y privados en el Perú es el Ministerio de Trabajo? Desconocimiento e ignorancia, o se buscaba un “arreglo político” con la que para afuera, es su “enemiga irreconciliable”.
SEGUNDO: Ayer el país se enteró que Castillo Terrones y quienes conducen esta huelga, gozan del apoyo incondicional de una abrumadora mayoría parlamentaria: el fujimorismo y el Apra, Acción Popular, Frente Amplio, Nuevo Perú y otros, que han jurado su incondicionalidad y apoyo. Si esto es así, entonces:
PREGUNTAMOS:
a) ¿Por qué no le piden a esta solícita mayoría parlamentaria que DEROGUE todas las leyes que están exigiendo en su nutrida plataforma?
b) ¿Conocen o ignoran acaso, que solo el Congreso puede derogar y/o modificar las leyes y que esa no es facultad del ejecutivo, ni de ningún Ministerio?
c) En el supuesto que esa mayoría parlamentaria encabezada por el fujimorismo (el que demolió nuestra Ley 25212 y los derechos que ella contenía) derogara todas las leyes que se exige, ¿tienen acaso alguna propuesta que las reemplace, incluyendo una reforma a la LCPM para asegurar las evaluaciones no punitivas, por ejemplo?
d) ¿Cuál es el mínimo aceptable de reivindicaciones, con el que se CONSULTARÍA al magisterio en huelga la suspensión de la medida de lucha, o se mantendrán en su política de “todo o nada”, hasta cuándo? O, tal vez, no la levanten nunca, para “no traicionar”.
Como en mis opiniones escritas anteriores y desde un principio, me solidarizo con el magisterio en lucha, saludo su entrega y sacrificio, pero ello no me impide opinar sobre quienes la conducen, sus objetivos, estrategias y métodos. Lo he venido haciendo y seguiré en esa línea de separar la paja del trigo y por ello, nunca he confundido ni mezclado al senderismo con el magisterio de base en lucha. Sé llamar las cosas por su nombre.
He efectuado un enfoque y algunas interrogantes. Espero que quienes opinen, lo hagan sobre lo escrito, en tanto las ideas deben debatirse con ideas y argumentos, jamás con insultos, mentiras, ni amenazas.
Creo que hoy cabe articular la más amplia unidad para exigir que el gobierno de PPK cese la represión policial y administrativa, concrete todos sus compromisos firmados en lo económico, social y administrativo contenidos en todas las actas mediante la expedición de las normas legales y administrativas que aseguren todos los avances y conquistas hasta aquí logrados.
Lima, 17 de agosto de 2017